miércoles, 31 de julio de 2013

 




 
En 1942 la Corporación Municipal con su alcalde Francisco Caballero convoco un concurso de anteproyectos para la realización de un monumento funerario que recordara  “a los héroes y mártires de Zaragoza, caídos en la Cruzada de Liberación 1936-1939”. Se decidió por uno rematado por una gran cruz y se desestimaron otros por su alto coste. Se terminó en 1954 y se colocó en la plaza del Pilar en el lugar que hoy ocupa la Fuente de la Hispanidad.

Las fotos corresponden al monumento definitivo y a los proyectos presentados.

sábado, 20 de julio de 2013

Universidad de la Magdalena, Zaragoza

 



Aquí pongo unas fotos de la antigua Universidad de la Magdalena que fue derribada en los años sesenta y lo que dejaron como recuerdo, declarado Monumento Nacional, se hundió por la dejadez de nuestras autoridades y la pasividad de los ciudadanos. Una verdadera pena si pensamos que todo sigue igual.

sábado, 13 de julio de 2013

Calle del Portillo



 
La actual calle de Conde Aranda es fruto de un ensanche de principios del S XX. Se derribaron edificios de la calle del Portillo que discurría paralela a la de San Pablo y de la calle de Meca a la altura de Escolapios. En los años treinta empezaron a residir sus primeros inquilinos. Sus casas racionalistas dan a la calle un bonito aspecto.

lunes, 1 de julio de 2013

!Asi no¡


La fotografía es lo suficientemente elocuente como para no tener que decir nada. La tome el pasado domingo dia 30 a las 8 de la tarde.

Todo es posible


 
Con una fiesta el sábado 29 de junio en el patio del antiguo IES Luis Buñuel ha empezado su andadura el nuevo  Centro Social Comunitario. Acaba de empezar y no se pueden dar ningún tipo de opiniones acerca de cómo funciona pero si se puede decir que es una fórmula que hay que tenerla en consideración dado los tiempos que corren. Me estoy refiriendo al hecho de que en un lugar público sean los vecinos, los ciudadanos, los encargados de llevar a cabo la tarea de gestionar un centro cultural. Hoy día desde la administración se torna un poco difícil no sólo por la ausencia de dinero sino por la cantidad de trámites y burocracia que conlleva poner en práctica un centro de este tipo. Seguramente será interesante ver como se desarrolla todo este proyecto para ponerlo en práctica en otros espacios que ahora tiene nuestro ayuntamiento totalmente vacios y parece ser sin futuro. La imaginación y las posibilidades de la ciudadanía son un buen patrimonio que hay que desarrollar. El voluntariado y las buenas prácticas pueden sacar adelante muchos eventos culturales que Zaragoza tiene escondidos en sus rincones y que pueden devolver la ilusión a no pocos zaragozanos. Ya no cabrán excusas con el “no hay dinero” porque habrá personas que suplan en parte esas deficiencias. En estos momentos estoy pensando en la Imprenta Blasco, en Averly......