sábado, 31 de octubre de 2015

La constructora Brial y Averly


                                               

 

De nuevo  la constructora Brial insiste ante el Ayuntamiento en la solicitud de derribo de varias de las naves de factoría Averly.  Esgrime diferentes razonamientos avalados algunos de ellos por la legalidad que nadie duda. Es cierto que el PGOU les ampara para pedir esa solicitud, pero también es verdad que todo el espacio de la factoría Averly está en entredicho en los Tribunales de Justicia. Realmente estamos ante un bien cultural avalado por organismos nacionales e internacionales y por lo tanto su derribo implicaría un pérdida irreparable. No es de recibo indicar por parte de la empresa que es de interés general el derribo de parte de la factoría. Yo puedo entender que la constructora no alcance ver el nivel cultural que este bien posee y por esa razón primen más los intereses económicos que los culturales. Ahora bien hay una cosa que no me cuadra y la interpreto como un “sentimiento de culpa” por parte de la constructora cuando recomienda a ZEC que utilice los terrenos de la antigua estación del Portillo para crear los equipamientos que asociaciones demandan.  No creo que esta empresa tenga tanta justeza en sus percepciones para entender que lo que se pide no es un equipamiento cultural al uso sino la protección de un bien cultural que no es otro que la propia factoría  Averly. Este tipo de consideraciones me hace pensar que no está en una disposición limpia a la hora de argumentar. Abundando en la mismo línea no vale el decir que las naves están deterioradas y su restauración es costosa y que hay emergencias sociales que hay que atender. Realmente este tipo de argumentos están fuera de lugar y el problema se podría solucionar de otra manera en la que nadie pierda. Nos escandalizamos cuando el Estado Islámico arrasa el patrimonio cultural en Siria o cuando los Talibanes destruyen los budas en Afganistán y no somos capaces de caer en la cuenta que destruir Averly tiene connotaciones parecidas, unas por motivos religiosos otras por motivos económicos. De este modo en Zaragoza se ha destruido en las últimas décadas gran parte de nuestro patrimonio cultural. A todo esto debo advertir que también me llama la atención que la fotografía que ilustra un medio de comunicación esta noticia es de un espacio deteriorado y corresponde a las cuadras. No se si es para desvalorizar el conjunto. En cualquier caso las fotografías que pongo confirmarían todo lo contrario
Le pido a Brial que reconsidere su propuesta, que dialogue con el Ayuntamiento y DGA y busque una solución que la hay, en la que nadie pierda y gane la ciudad y la cultura.

domingo, 25 de octubre de 2015

Día Internacional de las Bibliotecas




El 24 de octubre se celebra el Día Internacional de las Bibliotecas. Es una pena que no se haya celebrado en nuestra ciudad visitando algunas de las históricas que tenemos y que muchos desconocen. Las fotografías son de la biblioteca del Seminario sacerdotal de San Carlos, una joya desconocida. Está formada por un núcleo inicial procedente de la biblioteca del ministro Manuel de Roda y Arrieta, donada a su muerte en 1782 y que se trajo a Zaragoza con sus propias estanterías, y que cuenta con 225 manuscritos, algunos muy valiosos, más cerca de un centenar de impresos incunables y unos dieciséis mil impresos.

miércoles, 21 de octubre de 2015

cultura, patrimnio y Averly


P¡obre patrimonio cultural zaragozano¡

No sé si se relaciona la crisis económica con la crisis cultural pero en Zaragoza si se da este fenómeno. Las últimas noticias del posible derribo de parte de la Factoria Averly es realmente preocupante no sólo por el hecho en sí, sino también por la poca reacción que se aprecia en los medios pidiendo su total conservación. Hace unos días The 2016 World Monuments Watch la incluyo dentro de los 50 monumentos internacionales en peligro. El domingo pasado tuve la ocasión de presenciar en el Ayuntamiento de Zaragoza la entrega de los títulos de “Ciudadanos ejemplares”. El presentado por el PP,  en su discurso de agradecimiento repasó su trayectoria como presidenta de la A.VV y entre otros logros que alcanzo en su larga trayectoria fue, ni más ni menos, que la DGA descatalogara 400 edificios históricos para poder ser derribados. Mi asombro fue enorme ya que no tuvo el pudor de ocultar tan tamaña barbaridad. ¿El PP piensa lo mismo acerca de nuestro patrimonio cultural arquitectónico? Creo que si vistas las cosas como van. Es más interesante la especulación inmobiliaria que una buena política cultural unida a una buena planificación urbana. Si así son algunos de nuestros “ciudadanos ejemplares” no es de extrañar que en Zaragoza en las últimas décadas hayamos derribado mas edificios históricos que los que sucumbieron en la Guerra de la Independencia y se siga en la misma línea.  

El Concejal de Cultura Sr. Rivarés, vistas las cosas, tiene bastante trabajo para impulsar planes de sensibilización acerca de nuestro patrimonio cultural para que todos los zaragozanos llegados momentos como estos paralicen semejantes desatinos y no nos marquen en un futuro como una ciudad “taliban”.

martes, 6 de octubre de 2015




 
Cableado en las fachadas de edificios del Casco Histórico

Cada vez resulta menos extraño el constatar que nada se hace para hacer respetar las normas que rigen según la Ley del Patrimonio Cultural Aragonés. Se han ensanchado demasiadas calles, se ha derribado edificios catalogados, no se pueden ver todos los edificios monumentales, etc. etc., El ultimo incumplimiento se está dando desde hace unos meses cuando las compañías de telefonía están cableando con fibra óptica la mayoría de las fachadas del casco. El resultado es un autentico desastre ya que se cablea sobre otros de las compañías eléctricas. Lo curioso es que aquí no pasa nada y luego queremos que nuestra ciudad sea apatecible, bonita, cuidada y admirada por todos. Esta desidia zaragozana debería ser parada de una vez por todas por el nuevo ayuntamiento. En algunos asuntos ha habido una rapidez extrema en cambiar cosas. En lo relativo al patrimonio cultural las cosas siguen como siempre. Sería interesante que desde la concejalía de cultura se impulsara una campaña de concienciación del gran valor de nuestro patrimonio cultural y por ende la necesidad de conservarlo bien para poder admirarlo mejor. La imagen que ofrece la ciudad es realmente lamentable dando una sensación de dejadez y si me apuran de incultura.

 Habría que advertir a las comunidades de vecinos que se nieguen a dar permiso para el cableado en sus fachadas porque es ilegal. El cableado deberá ir soterrado en el suelo. En las fotografías aparecen informaciones oficiales acerca del cableado en las fachadas del Casco Histórico y algunas muestras del cableado en calles del casco.