viernes, 13 de noviembre de 2015

EDUCACION VIAL


 

Estos días se está debatiendo el tema peatón-bicicleta. El mismo pleno municipal ha sido el escenario de diferentes propuestas de todos los colectivos afectados. Como no podía ser de otra manera el abanico de propuestas era completo. La verdad es que es importante el debate, pero creo que muchas de las propuestas están polarizadas y por lo tanto el problema global de la movilidad urbana no queda resuelto. Yo soy peatón, ciclista y conductor; intento ver la realidad desde todas las perspectivas para ser neutral, si eso es posible. Creo que Zaragoza es una ciudad en la que todos los colectivos incumplimos de manera sobrada las normas de circulación.  Es curioso que desde la bicicleta se observan estos incumplimientos de manera muy aparente, no sé porqué.  Últimamente en los medios aparecen noticias de atropellos a peatones, algunos de ellos mortales. No me resulta extraño dado que gran cantidad de ciudadanos no respetamos los semáforos, cruzamos por lugares indebidos y para mas abundamiento mirando el teléfono móvil.  Otras veces esperamos al semáforo invadiendo el carril bici o el paso de cebra, con el peligro que ello conlleva. Además el futuro es poco aragüeño ya que los propios padres con sus hijos hacen lo mismo con el peligro que conlleva y el aprendizaje erróneo que tienen sus hijos. De esta guisa es normal que haya atropellos, si me apuran demasiado pocos dado el comportamiento que tenemos. De este pecado participamos casi todos, me refiero cuando circulamos como peatones, cosa que no ocurre cuando circulamos con el automóvil que parece ser ponemos más prudencia en nuestro comportamiento. Con las bicicletas se sigue circulando por las aceras, aunque últimamente menos, y los semáforos y demás señales ocurre lo mismo o parecido a lo de los peatones. Mas grave me parece los ciclomotores que adelantan entre coches, se suben a las aceras para aparcar en marcha, te adelantan cuando vas en bici sin respetar la distancia, etc. Quizás he puesto el panorama un poco negro pero yo veo claramente un problema de educación vial importante.

Debería haber un plan de choque con la policía municipal, esos agentes que están en segunda actividad, el grupo de voluntarios del ayuntamiento indicando a los peatones y demás que se deben respetar las señales para evitar males mayores y para que la ciudad sea más amable con todos. Una campaña informativa a través de folletos que podrían patrocinar alguna empresa relacionada con la circulación seria otra iniciativa positiva y no costaría dinero a las arcas municipales. En el fondo se trata de aprender a respetar las normas, cosa necesaria para una buena convivencia.