jueves, 30 de junio de 2016

Colegio de Escolapios

 




 
Es un colegio situado en la zona centro de Zaragoza . En 1733 comenzaron estos religiosos a impartir docencia en una de las diez escuelas públicas, la del barrio de San Pablo, que había quedado vacante por concesión municipal. El actual colegio fue fundado a finales de la primera mitad del siglo XVIII (1745-1750) obra del arzobispo Tomás Crespo de Agüero. El objetivo era que la gente humilde tuviera una buena  formación religiosa y social basada en el estudio del latín y humanidades.
El  primer edificio  tenía solo dos pisos, alrededor de un patio central con su claustro. Hubo que ir comprando casas adyacentes y acomodándolas para nuevas aulas, vivienda de la comunidad, biblioteca, patios de recreo y dormitorios de internos. Asi con la  suma de edificios terminaron completando toda una manzana. A finales del siglo XIX, y dirigidas por el arquitecto don Félix Navarro Pérez, se levantó el tercer piso en el lado este del cuadrilátero del patio central y en él un oratorio y un amplio dormitorio para internos pequeños.


En 1915 ante la apertura de la futura calle Conde Aranda el colegio debió de ceder parte de su edificio y supuso la remodelación de todo el conjunto. La obras duraron un decenio y se traslado a la puerta de Escuelas Pías el escudo de la primitiva puerta de la calle Boggiero. Esta nueva reforma con j hermosa fachada de estilo aragonés, en ella dos puertas más de entrada, para internos y vigilados, y dentro una rotonda de airosas columnas, galería acristalada y antepecho con laureas adornadas de textos bíblicos, oratorio de colegiales, salón de actos espacioso, escalera de mármol, clases, salas de estudio, internado, enfermería... El edificio quedó mirando por sus cuatros caras a estas cuatro calles: Conde de Aranda, Boggiero al norte, Escuelas Pías al este y Ramón y Cajal al oeste.


En las últimas décadas ha habido reformas interiores y han desaparecido estancias significativas que aparecen en las fotografías.