sábado, 28 de mayo de 2011

Carril-bici en el Coso



Hace unas semanas el colectivo Pedalea denunciaba la falta de continuidad del carril bici en el Coso a la altura de la calle Espartero. Lo paradójico es que está prohibido parar en ese tramo de unos 30 metros y sin embargo siempre está lleno de coches aparcados, incluso en doble y triple fila. O sobra la señal de prohibido parar o deben multar y retirar los vehículos estacionados. Lo razonable es la petición de Pedalea: en lugar de vehículos continuar en ese espacio el carril bici y de ese modo habría continuidad y se accedería con total facilidad desde el Coso cuando se viene desde la plaza de España. Es una petición con sentido común y el coste económico es cero.

domingo, 22 de mayo de 2011

Parroquia de Santiago de Zaragoza, Iglesia de San Ildefonso































Iglesia de san Ildefonso, parroquia de Santiago. Aunque es fácil su acceso, creo que pocos han caído en la cuenta del tan valioso patrimonio mudéjar que tenemos en el centro de nuestra ciudad de Zaragoza. Se trata de la Iglesia de San Ildefonso, antiguo convento de Dominicos y actualmente parroquia de Santiago. Pues bien la techumbre del templo nos ofrece un espectáculo de yeserías mudéjares del XVII que están en el catalogo del Mudéjar Aragonés como Patrimonio de la Humanidad. Son de las últimas de este estilo nuestro que comparten en el tiempo con las de las Fecetas en la calle de Santa Inés. Es una pena que no se difunda este rico patrimonio y que tampoco se indique en la puerta de la Iglesia su catalogación como Patrimonio de la humanidad. La fotografías hablan por si sola

martes, 17 de mayo de 2011

Desidia en el patrimonio histórico de Zaragoza







Naturaleza y patrimonio
Tal como comentaba en el artículo anterior la desidia en algunos de nuestros edificios catalogados es notoria. El edificio de “Pontoneros” en la calle Madre Rafols está en un estado de total abandono así como el solar anexo en el que se encuentra un yacimiento arqueológico del antiguo arrabal musulmán. Tal y como se aprecia en la fotografía, en el tejado de este edificio aparecen unos pequeños arbolitos que han nacido como por arte de magia, es como si la naturaleza, a través del tiempo , haya querido dejar constancia del tiempo, de la historia de este edificio del principios del S. XX.

martes, 3 de mayo de 2011

Arquitectura Popular Casco Histórico de Zaragoza













Nuestras casas del Casco Histórico.
El Casco Histórico de Zaragoza está catalogado BIC (Bien de Interés Cultural) , y no es de extrañar porque conserva vestigios de más de veinte siglos de historia y no sólo su trazado sino también su caserío nos lo confirma. Todos conocemos restos romanos, edificios públicos y religiosos que se remontan siglos atrás, sin embargo poco conocemos de aquellas casas que aún perduran y que llevan a sus espaldas muchos siglos de historia. Los zaragozanos poco valoramos este rico legado que muchas veces lo calificamos de viejo e inservible y por esta razón han ido a parar a la escombrera muchos de ellos en los últimos tiempos a pesar de estar protegido todo el conjunto de nuestro casco. Hay que lamentar que, incluso, el propio ayuntamiento poco cuida, en algunas ocasiones, este patrimonio particular. El cableado en las fachadas, elementos luminosos discordantes, carteles, aparatos de aire acondicionado, pintadas, etc. hacen que este conjunto se encuentre minusvalorado y por consiguiente olvidado de nuestras mentes y circuitos culturales. En las fotografías aparecen un edificio municipal del S. XVIII en la calle de las Armas, con su foco y cableado incluido. En la otra una casa en la calle de San Martin y otra en Casta Alvarez del XVIII, en la otra foto aparece un edificio de principios del XVI, medio rehabilitado pero muy “dejado de la mano de Dios”. Este edificio tiene una galería de arquillos conopiales que muy bien podría haber sido de algún rico comerciante en épocas pasadas. Resulta penoso que no cuidemos suficientemente este patrimonio que ayudaría a consolidar nuestra identidad cultural a la vez que serviría para que nuestros visitantes admiraran tan rico patrimonio popular. A pesar de todo lo anterior hay que añadir que tenemos rehabilitado un buen número de estos edificios que dan carácter a nuestro centro histórico de tal modo que una buena divulgación del mismo serviría para ilustrar el valor añadido que supone para la ciudad la conservación de este patrimonio cultural.