domingo, 13 de mayo de 2012

Remodelacion Pza Pilar-Murallas Romanas



El alcade Belloch ha indicado la posibilidad de remodelar la plaza del Pilar y el entorno de las Murallas Romanas con ocasión del paso del tranvía por este lugar. No cabe duda que el próposito de peatonalizar este entorno es más que saludable y prolongar este espacio peatonal hasta el mismo mercado central daría muchos puntos a una ciudad saludable. De todos los modos en esta propuesta va incluida la desaparición de la fuente de la Hispanidad, el traslado de la estatua de Cesar Augusto y la demolición de los arcos simbólicos que se encuentran junto a esta escultura.

Debo decir que la “cultura del derribo” no me gusta nada y más todavía cuando el resultado no ofrece soluciones mejores. La plaza del Pilar ya adolece de cierta unidad por lo desproporcinado de sus medidas, el derribar la fuente haría desaparecer el concepto de plaza para convertirlo en una gran avenida peatonal, además resulta ser una fuente singular que llama la atención de propios y extraños . El traslado de la estatua de Cesar Augusto al final de la calle Alfonso junto a la plaza del Pilar resulta una propuesta extraña por su mala configuración ya que quedaría “deslocalizada” a la vez que taparía la perspectiva de la fachada del Pilar con la escultura de Pablo Serrano incluida, además el lugar que ocupa actualmente resulta de lo más idóneo. El derribo de los arcos simbólicos de las cuatro culturas no me parece adecuado porque no resuelve nada y lo que dije del derribo lo reafirmo en la medida de que no hay que “destruir por destruir”. Por lo tanto que todo quede como está y que solo desaparezca el tráfico rodado convirtiendo todo este espacio en un amplio corredor donde todos podamos pasear tranquilos y disfrutando de los muchos y ricos elementos culturales que hay.

martes, 1 de mayo de 2012

Trazado del tranvía




Hace unos días un conocido arquitecto de Zaragoza escribía sobre el trazado del tranvía indicando que pasar por el centro de la ciudad creaba una brecha en el corazón mismo de la ciudad. Me sorprende tal afirmación ya que tal y como estaba hasta ahora la circulación con el paso de autobuses y coches por el centro, concretamente por el Coso Alto, creaba un autentico muro, con su vallas protectoras incluidas, que en nada favorecía la circulación de los peatones. La solución tomada  de convertir en peatonal el Coso Alto y paso de tranvías es de lo más acertada y no es ninguna novedad tal actuación. La ciudad de Sevilla es un ejemplo de lo que va a ser nuestra Zaragoza; justo delante de la Catedral circula solo el tranvía y los peatones creando un espacio que en nada pone en peligro la seguridad peatonal, al menos así lo demuestran las estadísticas y los sevillanos se encuentran encantados con tal actuación. Las fotografías nos muestran los dos espacios: Sevilla y Zaragoza. Creo que sería bueno no quejarnos tanto y ver ejemplos de otras ciudades y sus resultados. Aprender de los otros es una buena cosa.